Home > Salmonicultura > Historia en Chile

Historia en Chile

1921 - 1974

Inicios

La introducción de especies acuícolas exóticas en Chile se desarrolló durante los años 1850 y 1920. Gracias al impulso del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP), los primeros salmones (Coho) llegaron al país a partir de 1921 y durante más de cincuenta y dos años, la entidad implementó pioneras tecnologías extranjeras para cultivar distintas especies acuícolas, además de invitar a expertos internacionales a transmitir sus especializados conocimientos.


1974 - 1990

Consolidación de la Industria

En 1974 el inicio de cultivo de trucha arco iris con fines netamente comerciales para consumo nacional y exportación, da un giro radical a la salmonicultura nacional. Tras la construcción de las dos primeras jaulas para alevines en 1976, al país llegaron 500 mil ovas de salmón Coho, y en 1977 se inicia un cultivo de circuito abierto, donde se liberaron más de 200 mil alevines de salmón Coho en el lago Popetán y 170 mil alevines de salmón Chinook en Curaco de Vélez, región de Los Lagos.

Para 1978, el aporte del Estado se hizo más importante con la creación de la Subsecretaría de Pesca y el Servicio Nacional de Pesca, Sernapesca. Así, entre los años 1978 y 1980 se desarrollaron una serie de iniciativas privadas y se crearon distintas empresas dedicadas exclusivamente a la salmonicultura.

A principios de la década de los 80, gracias a un pequeño grupo de visionarios empresarios que apostaron a un incierto y desconocido negocio, con altos niveles de riesgo en ese entonces, se comenzó a cultivar el salmón en Chile. Hacia 1985, existían en nuestro país 36 centros de cultivo operando y la producción total llegaba a más de 1.200 toneladas. Un año más tarde, comenzó el auge de la Industria salmonicultora, donde los proyectos de factibilidad arrojaban cifras impresionantes de retorno y la producción superaba las 2.100 toneladas anuales.

Ese mismo año y como muestra de una consolidación definitiva de la Industria salmonicultora se creó la Asociación de Productores de Salmón y Trucha de Chile A.G, hoy SalmonChile. Desde ese instante su principal objetivo ha sido generar un sello de calidad para la producción y promoción del salmón chileno en los mercados mundiales, para lo que estableció requisitos mínimos para las plantas procesadoras de sus empresas socias, con el objeto de obtener una mercadería de óptima calidad.


1990 - 2007

Cambios Tecnológicos y el Despegue

Para 1990, la salmonicultura nacional comenzó a desarrollar reproducción en el país y se obtuvieron las primeras ovas nacionales de salmón Coho. Este hito, se recuerda como el primer adelanto científico chileno y el punto de partida para el despegue definitivo de la Industria. Desde ese momento se realizaron las mejoras más importantes en los alimentos para salmones y el aumento de los volúmenes permitió la profesionalización de la Industria, incorporando los alimentos secos con crecientes contenidos de lípidos y un balance más eficiente entre éstos y las proteínas.

Junto con las mejoras en los procesos de alimentación, la Industria avanzó en otras técnicas de cultivo. Actualmente, los peces se trasladan del agua hacia los equipos de selección con bombas, mientras que el conteo, selección y graduación se realiza en una sola operación, disminuyendo al máximo el contacto de los salmónidos con elementos extraños.

No obstante los avances de la Industria chilena y de los mercados, en 1998 la Industria vivió uno de sus momentos más complicados debido a la crisis asiática, que hizo caer los precios en Japón, y generar una sobreproducción a nivel mundial. Sin embargo, y gracias a las medidas adoptadas para enfrentar la situación y una correcta manera de abordar los desafíos por parte de los diversos productores, la Industria pudo sobrellevar el problema y seguir aumentando su producción.

En 2003, la Industria desarrolló un Código de Buenas Prácticas, pionero en su tipo en el país.

En julio de 2007 en un centro de cultivo de Chiloé fue reportado oficialmente el primer caso de Anemia Infecciosa del Salmón (ISA), enfermedad producida por un virus de la familia Orthomyxoviridae, del género Isavirus, que afecta a peces cultivados en agua de mar de la especie Salmón Atlántico. Esta enfermedad generó una crisis sectorial que afectó al proceso productivo de la Industria y al desarrollo de las regiones del país donde se encuentra inserta. Si bien es una enfermedad que no afecta al ser humano y provoca mortalidad en los peces, también fue diagnosticada en los 80 en Noruega y posteriormente en Canadá, Escocia, Islas Faroe y Estados Unidos.

Lo anterior generó un rápido y eficiente trabajo público-privado que incluyó -en una primera instancia- que la entidad gubernamental emitiera resoluciones como medidas de contingencia y, posteriormente, de vigilancia y control, mientras el gremio coordinó el trabajo con las empresas del sector y fomentó la autorregulación y relación con el Estado.


2008 - 2014

El Nuevo Modelo Productivo

Como toda crisis, el proceso generó oportunidades, que impulsaron el nuevo modelo productivo de la Industria, consistente en una serie de medidas relacionadas con descansos sanitarios, tratamientos coordinados y densidades máximas, además de análisis temáticos enfocados con las concesiones, la infraestructura productiva y las nuevas condiciones sanitarias que incluyeron una serie de acciones para la detección de enfermedades, vacunación, uso de medicamentos y restricción a la importación de ovas.

El gremio, por su parte, coordinó el trabajo conjunto con las empresas del sector y creó 44 medidas sanitarias para fomentar la autorregulación y el trabajo público-privado, que incluyó modificaciones a las legislaciones vigentes hasta la fecha, en especial a la Ley General de Pesca y Acuicultura y aprobación de nuevos reglamentos, entre otros, los que paulatinamente y con el esfuerzo y dedicación de todos los involucrados ha ido permitiendo la recuperación de la Industria.

Actualmente la Industria acuícola salmonera chilena es el segundo sector exportador del país, y también el segundo productor de salmones a nivel mundial, después de Noruega, generando más de 70.000 empleos directos e indirectos, y con una presencia en más de 70 mercados.