Opinión | Método científico y salmonicultura

Debemos lograr una excelencia operacional, entregando respuestas basadas en el conocimiento y soluciones efectivas para alcanzar ese objetivo.

Columna de opinión de Esteban Ramírez, gerente general del Instituto Tecnológico del Salmón, Intesal. 9 de septiembre, 2020. Diario El Llanquihue.

Los recientes hechos que han afectado a la industria salmonera nos muestran que debemos seguir trabajando para enfrentar el desafio que significa ser pioneros en una actividad innovadora que requiere estar actualizándose para mejorar sus estándares, aumentando la confiabilidad de sus operaciones y adaptándose ante los nuevos retos.

Esta actividad nació hace poco más de tres décadas.

Durante su desarrollo, la tecnología y la investigación han sido los motores que han permitido que Chile se convierta en el segundo productor mundial de salmón.

Sin embargo, debemos reconocer que en el proceso se han cometido errores operacionales propios de una industria innovadora que opacan sus avances y el aporte que significa para el país y a las comunidades. La industria busca operar bajo los mejores estándares que se conocen, mirando los avances internacionales, innovando localmente y construyendo prácticas que permitan mejorar su desempeño.

Para esto, el método científico y la tecnología han sido claves.

Gran parte de los avances comienzan desde la observación del problema, la investigación y la creación de una solución que permita continuar desarrollando esta actividad que es fundamental para la alimentación futura. En el pasado vivimos la crisis del virus ISA que amenazó el desarrollo que había traído la industria al sur austral.

A través de un trabajo científico y mancomunado con las autoridades logramos encontrar soluciones y tecnologías que permiten una detección temprana de esta enfermedad, sumando mejor fiscalización y la adopción de medidas para convivir con esta realidad, sin afectar el ecosistema ni la producción.

Lo mismo hemos hecho con el caligus o el Programa de Gestión Sanitaria de la Acuicultura, entre muchos otros ejemplos que muestran cómo el método científico, el desarrollo tecnológico y la innovación están al servicio de la industria. Hoy nos enfrentamos a situaciones que nos desafían a generar nuevamente este círculo virtuoso.

Debemos lograr una excelencia operacional, entregando respuestas basadas en el conocimiento y soluciones efectivas para alcanzar ese objetivo.

Tenemos la capacidad y el compromiso de empresas productoras y proveedoras para hacerlo.

No estamos inmóviles frente a estos hechos, sino que buscando los mejores caminos para enfrentarlos.

Bajo estas premisas seguiremos trabajando, con mayor fuerza, para construir cada día una mejor industria y enfrentar el presente con responsabilidad, inteligencia y mirando al futuro.

Hemos demostrado que es posible y lo volveremos a hacer.

Esteban Ramírez, gerente general del Instituto Tecnológico del salmón, Intesal.

Contenido relacionado

SalmonChile pide aclarar normativa de nuevo proyecto de ley a Comisión de Pesca de la Cámara

Desde el gremio, expusieron que en el actual proyecto se está excluyendo el artículo 158 de la Ley General de Pesca y Acuicultura, que es el que contiene la excepción para que opere la salmonicultura dentro de las reservas.
Frente a ello, el subsecretario de Pesca, Julio Salas, indicó que no está en el espíritu adelantar hoy una discusión respecto de la Ley General de Acuicultura, por lo que si genera mayor tranquilidad que exista una indicación para “incluir explícitamente ese artículo, es algo que consideramos totalmente pertinente”.