Raphael Bergoeing: La salmonicultura ha sido el principal motor del crecimiento económico del sur del país en los últimos 30 años

El informe concluye que el valor agregado del sector salmonicultor, incluyendo proveedores directos e indirectos, alcanza un total de US$ 5.282 millones, lo que representa un 2,1% del PIB nacional, convirtiendo a la salmonicultura en el sector que más ha contribuido al crecimiento del país entre 1996 y 2019, con la excepción del cobre y del litio.

En el transcurso de tres décadas, la salmonicultura se ha convertido en un factor clave para explicar el desarrollo económico y social del país. Actualmente, Chile es el segundo productor mundial de salmón y sus exportaciones son las más grandes después del cobre y del litio, además de ser el sector de recursos naturales que más ha contribuido al crecimiento del país, con excepción del cobre.

Lo anterior es parte de las principales conclusiones del estudio “Aporte Económico y Social de la Salmonicultura en Chile y su Contribución al Desarrollo del Sur Austral”, elaborado por el economista y académico de la Universidad de Chile, Raphael Bergoeing, con la colaboración del economista de la Universidad Católica Juan Esteban Doña, el cual fue presentado en un conversatorio que organizó SalmonChile, donde participaron además el presidente del gremio, Arturo Clément; el gobernador regional de Los Lagos, Patricio Vallespín; el gerente general de Oxxean, Jorge Pacheco; y la cofundadora de Bsale Chile, Elvira Montero.

La investigación se basó en la revisión de datos objetivos y verificables, emanados de fuentes oficiales como el Banco Central, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Subpesca, el Ministerio de Economía e investigaciones académicas, entre otros.

En su exposición, Raphael Bergoeing explicó que “según los datos observados, la salmonicultura ha sido el principal motor del crecimiento económico del sur del país en los últimos 30 años. Esto, se concluye al revisar las estadísticas económicas de Los Lagos y Aysén entre los años 1996 y 2019, y de Magal

lanes durante el período 2013-2019, donde se concluye, además, que la salmonicultura es el sector que más aportó al aumento del Producto Interno Bruto Regional (PIBR) durante los períodos indicados. De hecho, en 2019, la industria del salmón era el principal sector productivo de Aysén (34,6% del PIBR) y el segundo en Los Lagos. (14,2% del PIBR). En Magallanes, el año 2019 era el sexto sector productivo (7,8% del PIBR), después de tan solo 6 años de su introducción a escala comercial”.

En ese contexto, el estudio concluye asimismo que el valor agregado del sector salmonicultor, incluyendo proveedores directos e indirectos, alcanza un total de US$ 5.282 millones, lo que representa un 2,1% del PIB nacional, lo que convierte a la salmonicultura en el sector de recursos naturales que más ha contribuido al crecimiento del país entre 1996 y 2019, con la excepción del cobre y del litio.

El presidente de SalmonChile, Arturo Clément, manifestó que “este estudio confirma el trabajo que como sector productivo hemos aportado a la economía nacional, donde hemos sido un motor de descentralización y desarrollo regional para el sur austral del país. En ese sentido, es importante seguir potenciando la salmonicultura en Chile, donde actualmente somos el segundo productor mundial de salmones, generando las condiciones para la sostenibilidad y nuevas inversiones de las pequeñas, medianas y grandes empresas que son parte de la cadena de valor de nuestra actividad”.

Tras el conversatorio, el gobernador de Los Lagos, Patricio Vallespín, indicó que “me pareció muy importante tener antecedentes que permitan poner en su justa medida el valor y el aporte de la industria salmonicultora al sur austral de Chile, y que eso sea identificando los desafíos que desde ahí se deben emprender. Ese enfoque me parece relevante. Él mostró datos que muestran con evidencia empírica -que son los datos, la estadística, a pesar de que también hace la crítica de que nos faltan datos en las regiones-, que nos dice » esta es una industria que ha jugado un rol, que ha sido importante y que, por cierto, tiene que avanzar ahora hacia un modelo de sostenibilidad, donde sea inobjetable su actuar». Y creo que ese fue el desafío que después se dio al panel. Por lo tanto, creo que ha sido un informe que pone a la actividad en su justa medida y también la desafía a cómo, todos juntos, podemos crear mejores condiciones para que ojalá, la región de Los Lagos y el sur austral de Chile reconozcan una actividad que se hace de manera sostenible, que se hace con razón pero también con corazón”.

Empleos y desarrollo

Respecto a los puestos de trabajo, la investigación indica que para 2021 se estima que el empleo directo de la salmonicultura representaba el 9,3, 6,9 y 4,8% del empleo regional en Los Lagos, Aysén y Magallanes, respectivamente. Asimismo, el promedio global de ingresos líquidos mensuales de los trabajadores de la industria del salmón supera el ingreso promedio nacional (10% a nivel nacional y entre 20 y 40% superiores respecto al sur). Y el ingreso promedio de las mujeres en este sector es superior al promedio total de las mujeres a nivel nacional y en 12 de las 16 regiones del país.

Además, la investigación estableció que según estudios disponibles, el establecimiento de centros de cultivo de salmón contribuye a disminuir la pobreza y a mejorar la distribución del ingreso de las localidades dentro de la zona de influencia. Asimismo, la industria del salmón se ha constituido en un fuerte atractor de población. Así, la comuna de Puerto Montt, que es el centro de la actividad salmonera, aumentó su población en 147 mil habitantes en el período entre 1990 y 2022; Osorno y Valdivia, urbes con una población comparable en 1990, pero sin actividades salmoneras relevantes, incrementaron su población en tan solo 49 y 59 mil habitantes, respectivamente, durante el mismo período.

Además, se constata que en 2021, 35 municipios de las regiones de La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos, Aysén y Magallanes, recibieron ingresos por patentes acuícolas, y para 16 de ellas estos representaron más de un 10% de sus entradas propias permanentes. Finalmente, Bergoeing aseguró que “este sector se ha desarrollado sin requerir mayores recursos del Estado, como el subsidio a las plantaciones que tiene el sector forestal o las amplias inversiones en infraestructura en caminos y puertos y los programas de apoyo a productores que benefician a la fruticultura”, lo que hace particularmente notable el crecimiento de la actividad y su aporte al desarrollo del sur de Chile.

Contenido relacionado

Arturo Clement, presidente de SalmonChile, en el cierre del primer Salmón Summit: “Necesitamos una visión país para la salmonicultura”

El líder gremial realizó el cierre de la masiva jornada en Frutillar, que congregó a más de 1.200 asistentes pertenecientes a la gran cadena de valor de este sector productivo, con el fin de proponer una mirada de futuro sobre este sector productivo.
– El evento -organizado por el gremio-, contó con la exposición del ex Presidente de la República, Eduardo Frei Ruiz Tagle, además de líderes gremiales, académicos, economistas y representantes de la sociedad civil.

Exposiciones sobre medioambiente y salmonicultura en el Salmón Summit Guido Girardi: La salmonicultura avanzó pero puede hacer todavía mucho más por el bien de la propia salmonicultura y por el bien del país

El ex senador y actual Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Encuentros del Futuro abordó la mirada medioambiental de la salmonicultura durante su presentación en el Teatro del Lago. Esta sección del encuentro contó también con la presentación de la directora ejecutiva de la ONG Oceana Chile, Liesbeth van der Meer.